Un muerto y un herido deja ataque a bala dentro de un estadero en Córdoba

Dos hombres que se encontraban departiendo en la mesa de un establecimiento público, en el municipio de Cotorra, fueron atacados a bala por un sicario que se hizo pasar como un transeúnte para no despertar la sospecha de sus víctimas.

Un muerto y un herido dejó un ataque a bala perpetrado por sicarios en el interior de un establecimiento público, en el municipio de Cotorra, subregión del Bajo Sinú, en el departamento de Córdoba.

El hecho de sangre se registró en las horas de la noche de este jueves, en instantes en que las víctimas se encontraban departiendo junto con varios amigos, en el establecimiento de razón social Jala-Jala.

La víctima mortal fue identificada como Rafael Enrique Medrano Cavadía, de 54 años, natural del municipio de San Pelayo, quien alcanzó a ser auxiliado y trasladado a un centro médico cercano, donde nada pudieron hacer los médicos para mantenerlo con vida.

En ese mismo hecho resultó lesionado José Joaquín Ramos Reyes, de 67 años, natural del municipio de Lorica, quien presenta una herida de bala en la pierna derecha.

Según el reporte entregado por las autoridades, los hombres antes mencionados se encontraban distraídos escuchando la música y viendo pasar la romería de personas que salían de la corraleja, que precisamente finalizó el jueves, cuando fueron sorprendidos por un sujeto armado que inicialmente se hizo pasar como un transeúnte más.

Los testigos informaron que, al tener cerca a sus objetivos, el sicario desenfundó su arma de fuego y comenzó a disparar. Rafael Medrano recibió tres impactos de bala, mientras que José Ramos, en un intento por huir de balas, fue alcanzado por un proyectil que lo hirió en la pierna derecha.

Al escuchar las detonaciones del arma de fuego, los presentes abandonaron el sitio en estampida, lo que también fue aprovechado por los verdugos para huir mimetizados entre la gente que corría atemorizada.

Algunas personas auxiliaron a los heridos para su trasladado oportuno a un centro médico, donde Medrano Cavadía murió y su compañero logró ser estabilizado. Hasta el momento se desconocen los móviles de este hecho de sangre. Sobre la víctima mortal se supo que se ganaba la vida prestando plata al interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *