Indocumentado murió desangrado esperando auxilio en Chinú

Un hombre con una herida de arma blanca en el pecho murió desangrado en las afueras de un establecimiento público, según testigos, tras esperar varias horas a que le ayudaran.

En una bóveda del cementerio del municipio de Chinú serán depositados los restos mortales de un aparente habitante de calle que murió en la terraza de un establecimiento público, en la zona rural, donde esperaba por ayuda para llegar hasta un centro médico en el casco urbano de esta localidad.

Según testigos, el hoy occiso había esperado durante horas en las afueras de un establecimiento público en el corregimiento Cacaotal, en zona rural de esta localidad, ubicada a unos 30 minutos del casco urbano de Chinú, al norte departamento de Córdoba, sin embargo, luego de varias horas de espera el sujeto falleció a un costado de la terraza del lugar.

El comandante de la Policía de Córdoba, coronel Jairo Baquero Puentes, aseguró que “allí no hubo solicitud de los moradores en este corregimiento para que se atendiera el caso, sino que cuando ya se vio que la persona no tenía signos vitales, fue que se hizo la llamada  a la Policía Nacional”.

El alto oficial explicó que “por su aspecto los ciudadanos pensaron que se trataba de un habitante de calle. La persona se acostó y se sentó en la puerta de un establecimiento de comercio de la zona y posteriormente falleció”.

Tras percatarse del deceso del indocumentado, la situación fue reportada a las unidades de la Sijín de la Policía de Córdoba, que llegó a realizar las labores de inspección y levantamiento del cuerpo, que a esas alturas, sería conducido con destino a la morgue municipal.

Baquero Puentes manifestó que “la información que tenemos es que hacia el fin de semana, el domingo 9 de junio, en Cacaotal llegó una persona que manifestaba encontrarse enferma. Esta persona se sentó y tenía signos vitales. Adicionalmente no presentaba ninguna evidencia de estar herido”.

El Coronel agregó además que “al hacer la inspección judicial, encontramos que el cuerpo tiene una  herida, al parecer, por arma blanca en uno de sus brazos y en un costado del pecho. Estamos mirando cuáles son las circunstancias del hecho”.

Con relación al occiso se supo que era de tez morena, contextura gruesa, de aproximadamente 30 años, quien al momento de la inspección no portaba documentos de identidad.

El cadáver inicialmente permaneció en las instalaciones de la morgue del municipio de Chinú, pero por causa de espacio y condiciones climáticas, en los próximos días sería sepultado en una bóveda del cementerio municipal como Cadáver en Condición de No Identificado, CNI, pues hasta el momento no han aparecido familiares que se encarguen de reclamar los restos fúnebres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *