Aumenta la cifra de candidatos amenazados en Córdoba

A través de mensajes de texto, llamadas anónimas e incluso, mediante el uso de panfletos divulgados en las calles, son algunos de los medios que los violentos están utilizando para intimidar a los candidatos a cargos de elección popular en el departamento de Córdoba.

Un total de 30 candidatos a cargos de elección popular han denunciado incidentes amenazantes en su contra durante lo que va corrido de la contienda electoral en el departamento de Córdoba.

 

Con base en los registros de las autoridades, los incidentes amenazantes van desde la destrucción de las vallas propagandísticas, hasta mensajes intimidantes divulgados a través de redes sociales o mediante panfletos.

Las denuncias se centran en los municipios del sur de Córdoba, especialmente en Tierralta, Puerto Libertador y San José de Uré, aunque en Montería, capital del departamento, también se han realizado reportes sobre agresiones en contra de las campañas.

El comandante operativo de la Policía de Córdoba, coronel Juan Pablo Corvacho, indicó que “el tema de las amenazas a los candidatos es algo complejo en especial en esta época en la que se avecina lo que será la recta final de la fiesta democrática”.

Hace poco menos de una semana, las autoridades habían hecho un reporte de tres candidatos en condición de amenaza en Córdoba, sin embargo, luego de algunos días han comenzado a reportarse nuevas agresiones en contra de las campañas, e incluso la destrucción de vallas con propagandas alusivas a algunos candidatos.

“La idea es que todos los candidatos participen y poder garantizar desde todo punto de vista que se desarrollen las actividades democráticas, por eso hemos venido articulando y desarrollando ese compromiso con todos los candidatos a cada una de las corporaciones, ya sea Gobernación de Córdoba, alcaldías, asamblea y concejos municipales”, indicó el coronel Corvacho.

Una de las medidas de seguridad implementadas por las autoridades, consiste en la implementación del denominado ‘Plan Padrino’, mediante el cual se estableció una ruta de atención especial para el caso de los candidatos en condición de amenaza, algo que no estaría solamente ligado a la presencia de grupos al margen de la ley, sino que en algunos casos tendría que ver con la rivalidad desatada entre los aspirantes.

“Por causa de este tipo de amenazas se ha generado una ruta de atención que ha sido fundamental para que obviamente tratemos de bajar el tema de las amenazas en el ambiente político”, sostuvo el alto oficial.

Tras las primeras pesquisas adelantadas por los investigadores, se ha logrado determinar que las amenazas no están estrictamente ligadas al tema de la presencia de las bandas criminales.

“Este es un tema dentro de la misma contienda política y a partir de eso hemos generado los compromisos en las reuniones con los candidatos para que a partir de eso sean unas elecciones en sana convivencia y en tranquilidad”, sostuvo el Comandante Operativo de la Policía en Córdoba.

Entre tanto, uno de los candidatos recientemente amenazados fue Carlos Gómez, aspirante a la Gobernación de Córdoba, por el partido Centro Democrático, quien sostuvo que ha recibido amenazas por parte de las disidencias de las Farc, a través de un panfleto distribuido en diferentes municipios del sur del departamento.

“Si creen que con eso nos van a asustar o nos van a replegar, están muy equivocados. Vamos a combatir toda forma de violencia sin importar el discurso que tengan, sin condescendencias ni abrazos sino con firmeza y decisión”, aseguró el candidato tras ser consultado sobre las intimidaciones.

En la zona sur de Córdoba hacen presencia las disidencias del frente 18 de las Farc, que operan de la mano con ‘los Caparros’ en contra de la banda criminal ‘Clan del Golfo’, con quienes se disputa el control de las economías criminales.

Más de 40 vallas destruidas 

Por su parte el candidato a la Alcaldía de Montería, Salin Ghisays, sostiene que al menos 42 vallas publicitarias de su campaña han sido destruidas.

La mayoría de evidencias fueron tomadas en sectores urbanos. En ellas se detallan golpes con objetos contundentes, retiro de piezas y partes reventadas.

Frente a esto, el candidato Ghisays aclaró que por estos hechos nadie particular puede ser señalado: “Yo lo que pido es que el debate no se vaya a esos extremos, con los demás candidatos nos respetamos y saludamos en los escenarios y debates, lo que el monteriano quiere escuchar son ideas, propuestas y argumentos en los temas de la ciudad, el monteriano no quiere ver violencia ni vallas destruídas”, enfatizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *