Activan medidas de protección tras amenazas contra líder en el sur de Córdoba

No ha sido identificado el origen de panfletos pero se activaron los protocolos de seguridad

Si bien las autoridades aseguraron que el panfleto amenazante no fue elaborado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, fue necesario activar los protocolos de seguridad para garantizar la integridad del líder de derechos humanos que fue declarado objetivo militar.

La Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú, Asodecas, denunció amenazas de muerte contra el líder de derechos humanos del municipio de Tierralta, Albeiro Begambre, quien a través de un supuesto panfleto fue declarado objetivo militar por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, actualmente rebautizadas como el ‘Clan del Golfo’, que opera en el sur del departamento de Córdoba.

En el panfleto, que fue difundido en gran parte del municipio de Tierralta, en la subregión del Alto Sinú, también fueron declaradas objetivo militar varias personas a las que se refieren como empresarios, aspirantes políticos, personas relacionadas al tema de invasión a predios baldíos; e incluso citan a algunas otras personas a las que reconocen como los ‘venezolanos’.

La Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba  reconoce a Begambre como presidente de la Fundación Social Cordoberxia de Tierralta y secretario técnico del Consejo de Paz y Derechos Humanos del mismo municipio.

La percepción de temor es creciente teniendo en cuenta que, horas después de la divulgación del panfleto amenazante, fue asesinado este lunes 3 de junio un joven que, según las primeras pesquisas, conformaba una de las familias que recientemente habría participado de las invasiones que se han registrado en esta localidad.

Ante las intimidaciones, la Policía confirmó que el líder Albeiro Begambre debió ser sustraído de Tierralta con medidas de protección policivas. Los voceros campesinos calificaron su situación como un nuevo hecho de desplazamiento forzado.

El subcomandante de la Policía de Córdoba, coronel Juan Corvacho, envió un parte de tranquilidad a las personas reseñadas en el panfleto amenazante e informó que “luego de un análisis al documento, realizado en conjunto por los investigadores de la Fiscalía y las unidades de Inteligencia de la Policía, se logró establecer que el panfleto difundido no fue elaborado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC”.

A pesar de lo anterior, las autoridades activaron la ruta de protección para las personas amenazadas, especialmente para el caso del líder de derechos humanos antes mencionado. “Esta persona fue traslada para cumplir toda la ruta de protección, se le recibió la denuncia pública y con base en eso se le hizo la gestión para que de una vez la Unidad Nacional de Protección, UNP, realice el estudio de seguridad pertinente”.

Según lo establecido por el alto oficial, con base en los resultados de riesgo que obtenga la UNP, se establecerá si este caso en particular requiere de la activación de un esquema especial de seguridad.

“También acompañamos al sr Begambre hasta la Defensoría del Pueblo para que denuncie los hechos acontecidos. Actualmente se le está brindando un acompañamiento permanente por parte de la Oficina de Derechos Humanos del Departamento y la Unidad de Servicios Especiales”, sostuvo el oficial policial.

De igual manera se supo que debido a los recientes hechos de inseguridad ocurridos en el municipio de Tierralta, las autoridades se vieron motivadas a realizar un consejo de seguridad extraordinario durante este puente festivo.

Gran parte de la reunión fue utilizada para evaluar los temas relacionados a los hechos violentos ocurridos en las zonas de invasión, y al panfleto amenazante recientemente recientemente difundido.

Según los datos revelados por la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, han sido asesinados 31 líderes sociales desde el año 2016 hasta la fecha, de los cuales tres muertes han ocurrido en lo que va del mandato del presidente Iván Duque.

Cabe recordar que en el sur de Córdoba se libra una guerra por el control del negocio de narcotráfico por causa de la puja que el ‘Clan del Golfo’ sostiene contra ‘los Caparrapos’, que trabajan en conjunto con las disidencias del frente 18 de las Farc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *